Zonas erógenas femeninas: La clave del placer (parte 2)

Continuando con el post anterior, vamos a seguir descubriendo las zonas erógenas femeninas, nada mejor que conocernos y conocerlas para poder disfrutar mucho más!

Cuello y hombros

El cuello es una de las zonas erógenas más sensible en la mujer y un lugar ideal para excitarla, podes besarlo de arriba abajo con besos suaves recorrerlo, no olvides besar sus hombros también, es una zona olvidada que causa mucho estímulo en las mujeres.
La piel del cuello es muy sensible y delgada no necesitas ejercer mucha presión sobre esta zona para obtener el efecto deseado.

Sus brazos y sus manos

Los brazos y las manos son zonas erógenas también, aunque poco exploradas, la zona mas sensible del brazo es justamente a la mitad del lado contrario del codo, puedes besar esta zona suavemente o recorrerla con tu lengua, también podes estimular sus manos, succionar sus dedos suavemente puede llegar a ser muy erótico.

Sus senos

Una de las zonas que más gusta a los hombres, además de ser una zona que mas excitación puede producir en las mujeres si se estimula adecuadamente. Dependerá de gustos la forma de estimularlos, hay mujeres que les gusta caricias suaves mientras otras prefieren que se los aprieten o muerdan.
Recomendación: Estimula el pezón en forma indirecta, comenzando con las zonas a su alrededor.

Su ombligo

Antes de estimular esta zona tendrás que averiguar si a tu chica le gusta o no, a muchas mujeres les encanta que les acaricien el ombligo, ya sea con los dedos la lengua o la nariz, y a muchas otras sin embargo no les agrada.

Su espalda

Un buen masaje en la espalda puede preparar a tu pareja para un encuentro muy hot.
Intenta presionando distintos puntos hasta encontrar los que mas la excitan, podes usar los dedos así como también los labios.
Utiliza para los masajes un aceite con efecto calor como Sexitive, para que el estimulo sea mas intenso.

Sus nalgas

Las nalgas son otras zonas erógenas con muchas terminaciones nerviosas que pueden ser estimuladas con facilidad por medio de palmadas o fricciones.

Su perineo

El perineo se encuentra entre el ano y la vagina, a pesar de ser una zona que puede producir muchas sensaciones no es una zona erógena femenina muy explorada.

El perineo responde muy bien a la presión de los dedos o a las caricias circulares. Si el hombre apoya toda su mano sobre esta área, con los labios exteriores de la vagina cerrados, y la presiona con vigor o la masajea, puede excitar con rapidez a una mujer debido a la densa red de terminaciones nerviosas que confluyen en esa zona.

Clítoris

Como hemos podido leer en post anteriores, la estimulación directa del clítoris es la forma más fácil de dar placer a las chicas y llevarlas al orgasmo. Claro que para llegar a esto la pareja debe aprender a estimularlo.
El clítoris, al ser una de las zonas erógenas femeninas con más terminaciones nerviosas, permite que las caricias sean fáciles de disfrutar pero también la convierte en un área fácil de lastimar.
El clítoris es sumamente sensible y representa en el cuerpo de la mujer lo que el glande en el cuerpo masculino.

Algunas recomendaciones:
Si se utilizan dedos deben estar bien lubricados, con secreción vaginal, saliva o algún lubricante de base acuosa para minimizar la irritación.
Las caricias en el clítoris deben ser suaves y delicadas.
La lengua es una gran aliada para provocar descargar eróticas. Mueve tu lengua sobre el clítoris tocándolo solo con la punta haciendo movimientos en todas direcciones.
Toca el clítoris con la punta del pene es sumamente placentero.
Para encontrar sensaciones mas satisfactorias utiliza toda la mano, así estimulas por completo el área del clítoris.
Las vibraciones en el clítoris resultan muy excitantes, puedes utilizar un vibrador, no lo colocaras directamente encima, sino arriba de él.

Las piernas

Las piernas al ser acariciadas con sensualidad y ternura, se convierten en grandes aliadas para incentivar el placer sexual y potenciar las sensaciones pre-orgásmicas.
Al ser los muslos una zona tan cercana a los genitales hace que su estimulación aumente las ansias y el deseo hacia el sexo.
Una de las zonas más sensibles de las piernas es detrás de las rodillas, bésala con ternura, podes también utilizar algún aceite aromático o cremas para masajear los muslos y la parte de atrás de las piernas de tu pareja.

Los pies

Según Valerie Ann Worwood, autora de “Scents and Scentuality”, los pies son una de las zonas erógenas femeninas más importantes, ya que contienen varios puntos eróticos incitadores, que al presionarlos, causan sensaciones en los genitales de la mujer.
Los chinos han utilizado los pies desde tiempos atrás como punto de entrada al resto del cuerpo.
Para comenzar, da un masaje suave en la planta de los pies, comenzando por el tobillo y luego bajando hacia los dedos, masajeando cada uno de ellos. Puedes también besar, chupar y jugar con sus pies de forma más erótica. Utiliza tu imaginación.

Fuentes: sexologia
Tu guia sexual

2 comentarios:

Anónimo

Tomando nota xD

Holas xq no pones el formulario de comnetarios incrustrado asi se veria mas bonito creo saludos

Vanesa

Hola! Gracias por leerme y por tu comentario, no entendi lo de los comentarios incrustados, si queres explicarme te lo agradezco, todas las criticas para mejorar son bienvenidas!

saludos!

Publicar un comentario

Queremos conocer tu opinión ,tu experiencia o lo que nos quieras contar, te leemos!